Cuál es la mejor dieta para el yoga: una lista de alimentos y bebidas a evitar

El yoga es una práctica holística que utiliza el cuerpo y la mente en un proceso continuo de crecimiento y exploración. El yoga también nos anima a ser más conscientes de los alimentos que comemos. ¿Con qué frecuencia te permites comer porque sí? ¿Has pensado mucho en lo que comes? ¿Sabes cómo afectan tus elecciones alimentarias a tu energía y a tu estado de ánimo? Estas son preguntas importantes, así que tomemos un momento para examinar la mejor dieta para el yoga.

pregúntate esto ¿Lo que comes mejora o perjudica tu práctica de yoga?

La comida es una medicina, así que la calidad de lo que ponemos en tu cuerpo es importante. Cuando empecé mi andadura en el yoga, me animaron a no tomar café ni comer lácteos o carne. Mi profesor de entonces me explicó que la digestión podía entorpecer mi práctica de meditación y afectar a la flexibilidad. Como seguía teniendo curiosidad por saber cómo afectaban los alimentos a mi cuerpo, este último año he analizado más detenidamente mi dieta para ver si puedo detectar efectos positivos o negativos en mi práctica de yoga y meditación.

Tanto si eres un principiante como un yogui avanzado, es importante que cuides tu cuerpo. Los alimentos nos nutren para mantenernos y permitirnos crecer. Sin embargo, no todos los alimentos son buenos para nosotros ni hay una dieta valida para todas las personas.

Cuando empecé a conocer la cultura india, lo primero que me llamó la atención fue la idea de la «comida». Es una parte tan importante de la cultura aquí; nunca había pensado en cuánto comería hoy o qué pondría en mi cuerpo mañana si no tuviera una nevera en casa.

Meditar y hacer yoga en ayunas por la mañana

El mundo puede parecer tranquilo por la mañana, pero la mayoría de la gente está medio dormida. Las cosas que parecen fáciles más tarde en el día se vuelven difíciles cuando tienes que luchar contra el aturdimiento matutino. Abraza esa sensación de sueño y utilízala como motivación para superarte y ponerte en marcha.

Las primeras horas del día son el momento de meditar brevemente, lejos de las distracciones. La clave es tener estructura y disciplina en lo que haces y convertirlo en una prioridad, ya que algunos días serán más fáciles que otros. Me gusta pensar que es demasiado pronto para que alguien me llame y me interrumpa y que esa es la mejor forma de meditar.

Una vez hayas hecho tu primera meditación y tabla de asanas es el momento de desayunar. Aunque quizás prefieras conformarte con un té y desayunar unas horas más tarde. Escucha a tu cuerpo cada día para decidir de forma consciente.

La dieta de los expertos en yoga de la India y alimentos que no debes probar

¿Cuál es la mejor dieta para el yoga? Uno de los aspectos interesantes del yoga es que no tiene un régimen dietético establecido. Sin embargo, muchos practicantes siguen preguntándose qué alimentos y bebidas son mejores para consumir antes y después de las sesiones de yoga. Tanto si buscas un rápido impulso de energía antes de tu práctica matutina como si quieres saber si puedes permitirte una copa de vino por la noche, aquí tienes algunas cosas que debes evitar:

Café y té

El café y el té contienen cafeína y otros estimulantes que pueden mantenerte despierto mientras haces yoga. La cafeína también restringe el flujo sanguíneo a su corazón, causando palpitaciones y conduciendo a la deshidratación. Tu cuerpo llegará a las posturas más avanzadas con más facilidad si lo dejas descansar y restablecerse por completo. Para evitar este problema, puedes optar por el café descafeinado y beberlo a primera hora del día. El té verde es mejor que el negro porque contiene L-teanina, un aminoácido que ayuda a combatir el estrés e induce a la relajación.

Alcohol

El alcohol produce un subidón temporal seguido de un repentino bajón cuando sus efectos desaparecen. También puede hacer que pierdas la concentración en tus posturas al sentirte mareado o con náuseas.

Los yoguis deben evitar el alcohol también después de la práctica del yoga porque se sabe que ralentiza el metabolismo y provoca deshidratación con el tiempo. No se aconseja el consumo de alcohol porque puede llevar a comer más de lo necesario a lo largo del día. Así que evita esa caña después de tu visita al centro de yoga. En España socializamos con el alcohol pero no tiene mucho sentido beberlo si realmente estás comprometido con tu salud y práctica del yoga.

Azúcar y dulces

Un nivel alto de azúcar en la sangre hace difícil para los músculos absorber el oxígeno adecuadamente lo que lleva a la fatiga, así como calambres musculares al hacer asanas de yoga.

Los yoguis deben limitar el consumo de azúcar porque provoca picos de insulina en el cuerpo que pueden estresar al páncreas con el tiempo. También puede provocar un aumento de la inflamación en el cuerpo.

Pan

El pan es un alimento muy común que se utiliza en casi todos los hogares. Contiene una gran cantidad de grasas que pueden ayudar en el aumento de peso y aumentar los niveles de colesterol. Incluso contiene gluten que puede causar indigestión, estreñimiento y reacciones alérgicas en el cuerpo.

Alimentos recomendados para el yoga

Hay una larga lista de alimentos óptimos para cualquier persona que practica yoga:

  • las frutas de todo tipo
  • los granos enteros tales como arroz y mijo integrales
  • las semillas tales como almendras y semillas del girasol
  • las legumbres como las lentejas y las alubias negras
  • las carnes magras tales como pechuga de pollo sin la piel
  • pescados tales como salmón o fletán
  • Otros alimentos que puedes añadir a tu dieta son el yogur con cultivos vivos, el tofu y las aceitunas

Es útil recordar que el hatha yoga es una forma de ejercicio, por lo que es importante comer alimentos que le proporcionen la energía que necesita mientras se ejercita.

Entonces ¿Qué vas a comer para practicar yoga?

El yogui enseña que el cuerpo es un mero recipiente para el alma. Necesita ser alimentado y fortalecido para que pueda servirnos bien. El cuerpo no es un fin en sí mismo, sino sólo un medio para alcanzar un fin. Sin embargo, la mayoría de nosotros no utilizamos nuestro cuerpo de esa manera y nos excedemos en todo tipo de alimentos, sin tener en cuenta que algunas de estas cosas pueden ser perjudiciales.

Cuando entiendes cómo afectan ciertos alimentos a tu cuerpo, puedes tomar una decisión consciente sobre cómo alimentarte. Te sentirás mejor comiendo con atención, porque hay mucha más conciencia de quién, qué, cuándo y por qué estas comiendo. Y estarás más sano porque esa es una parte muy importante de toda la práctica del yoga.

En última instancia, la mejor dieta para el yoga dependerá de tus necesidades como yogui. Si quieres perder peso, la dieta de Atkin u otra opción baja en grasas/alta en carbohidratos podría ser para ti. Pero si quieres mantener una práctica física de alta intensidad o extenuante, es posible que quieras evitar esas dietas. Una dieta equilibrada de carnes rojas y carbohidratos complejos es, por lo general, la que siguen muchos deportistas para mantener su práctica a lo largo del tiempo porque simplemente obtienen los mejores resultados con ella.

La idea es no matarse de hambre. Come limpio. Conoce nuevos alimentos, especias y verduras. Cuida tu cuerpo y te sentirás mejor por ello.

MenteYoga