Publicado el

Yoga y Escoliosis, Posturas para una Espalda Recta

postura vasisthasana para yoga y escoliosis

Un estudio de varias universidades norteamericanas demuestra que practicar una postura básica de Yoga puede ayudar a corregir la curvatura de espalda llamada escoliosis.

Las personas que padecen esta desviación presentan una columna con forma de S o de C (si observamos la espalda desde atrás). Si bien los casos más grabes deben resolverse con cirugía, una desviación leve puede corregirse gradualmente con la práctica de Yoga.

La postura en cuestión es la llamada “Tabla o Plancha Lateral”, “Side Plank” o “Vasisthasana”. Para que esta postura pueda corregir la desviación de la espalda ha de realizarse solo hacia el lado cóncavo, con el fin de enderezar la columna.

¿Como realizar Vasisthasana?

Para hacerlo con seguridad se aconseja ir alargando el tiempo de la postura progresivamente, empezando con 10 – 15 segundos. Es recomendable también consultar con un médico especialista para la correcta realización de la postura según el tipo de escoliosis.

Para realizar correctamente la postura de Vasisthasana te recomiendo ver el siguiente vídeo:

En mayor o menor grado todos tenemos cierto tipo de desviación de la columna,  ya que no somos perfectamente simétricos. Esta situación puede ir degenerando con el tiempo y acarreando problemas como dolores musculares localizados, dolor de cabeza o subdesarrollo de uno de los pulmones.

Por eso es recomendable para todas las personas sin una escoliosis evidente, realizar la postura de la tabla lateral por ambos lados y así prevenir la desviación.

Otras posturas para mejorar la postura de la espalda

Otras posturas para mejorar la elasticidad de la espalda y corregir la postura son las siguientes:

La postura “Ardha Matsyendrasana” o “postura de torsión” tiene un gran poder revitalizador de la columna entre otros muchos beneficios para la musculatura de la espalda, el cuello y además estimula el hígado y los riñones.

revitaliza la columna vertebral y elimina toxinas.
Ardha Matsyendrasana

La “Halasana” o “postura del arado”  es un tanto más compleja de realizar pero se puede progresar con la ayuda de un bloque como se ve en la foto, si no se llega a poner los dedos de los pies contra el suelo. Esta postura también revitaliza la columna vertebral y suele practicarse hacia el final de una sesión de Yoga.

postura de halasana con ayuda de mantas y bloque
Halasana o postura del arado

Para finalizar con estos ejercicios es recomendable tumbarse boca arriba e intentar relajarse un tiempo. Esto favorece a que el cuerpo asimile los beneficios del Yoga


 Fotos por Kat Selvocki y Tiffany Berry