Power yoga qué es y beneficios físicos

El yoga tiene muchos tipos y prácticas diferentes. Cada una tiene su propio tipo de disciplina, enfoque y objetivos.

El power yoga es un tipo de ejercicio que se centra en aumentar la fuerza muscular, la resistencia cardiovascular y más dinámico de lo que solemos relacionar con una sesión de yoga habitual. Las posturas son desafiantes y los alumnos pasan de una a otra con rapidez. Quizás la velocidad con la que se hacen las posturas o asanas sea su principal diferencia con otras disciplinas.

El power yoga suele proporcionar un buen entrenamiento y hay algunas variaciones en las sesiones de power yoga. Las sesiones de power yoga tienden a no ser similares unas de otras. Todo depende de como tu profesor adapte esta disciplina a sus alumnos.

En este artículo se analiza la práctica de este tipo de yoga y sus diferencias con otros estilos. Hablará de los beneficios, los inconvenientes y los consejos para empezar.

Qué es Power yoga

Como su nombre indica, el Power Yoga está diseñado para aumentar la fuerza y la resistencia. También es una buena manera de quemar calorías.

Aunque no es una forma oficial de yoga, a menudo se confunde con el estilo de yoga que se practica en la India. También puede ser más exacto decir que es un tipo de Vinyasa yoga, que comenzó a principios del siglo XX, como pasó con el Ashtanga yoga.

En el Power Yoga, la atención se centra en el flujo de una postura a otra. Las posturas no están pensadas para ser realizadas de forma aislada. Las asanas están vinculadas entre sí, a diferencia de otros tipos de yoga.

Es una actividad de ritmo rápido, en la que las personas vinculan su respiración a los diferentes movimientos de su cuerpo. Pasan de una postura a otra rápidamente, vinculando su respiración a los diferentes movimientos de su cuerpo.

Aunque una clase de power yoga puede parecer más una clase de aeróbic que una experiencia de yoga tranquila, requiere concentración y atención en la respiración. Por todo esto puede ser una opción recomendable para aquellas personas para las que una visión más pausada del yoga no acaba de convencerles.

Diferencias de Power yoga con otros estilos

El power yoga se diferencia de otros tipos de yoga en algunos aspectos importantes. Veamos algunas de estas diferencias con más detalle:

  • A diferencia del Hatha yoga, la forma más común de yoga que se practica en occidente, es más intensa y de ritmo más rápido.
  • El hatha yoga no es tan bueno como otras formas de yoga en cuanto a los beneficios cardiovasculares. El power yoga es mucho más eficaz en este sentido.
  • Tiene algunas de las mismas posturas que el Ashtanga yoga, pero no sigue su orden.
  • Cada asana (postura) del Ashtanga yoga se realiza en la misma secuencia, independientemente de quién dirija la clase. Las clases de power yoga, en cambio, siguen una serie de movimientos que el instructor o el individuo establecen. El power yoga es mucho más variable y menos estructurado que el yoga tradicional.
  • El power yoga enseña a «fluir de una postura a otra» y hace hincapié en la respiración adecuada al pasar de una postura a otra. El hatha yoga, en cambio, se centra en lograr las posturas correctas con cada postura.

Beneficios del Power yoga

Según la evidencia científica en distintos estudios, el yoga es excelente para mejorar la fuerza, la flexibilidad, la resistencia y otros atributos físicos.

Corazón

Las investigaciones indican que los entrenamientos de power yoga pueden favorecer el ritmo cardíaco.

El aumento de la frecuencia cardíaca durante el ejercicio ayuda al cuerpo a bombear sangre y oxígeno a los músculos y órganos con mayor eficacia. Esto facilita el mantenimiento de la condición física, la resistencia y la salud en general.

Fuerza y mejora de forma física

Si bien es cierto que una clase de power yoga tiene un ritmo muy rápido, eso no significa que no vayas a mantener una postura durante un largo periodo de tiempo. Es suficiente con mantener las posturas durante un minuto o más.

Para lograr cualquier posición que requiera un cierto esfuerzo, es importante mantener esa posición durante un largo periodo de tiempo. Al mantenerte en esa posición durante un tiempo, puedes fortalecer tus músculos, y eso puede aumentar tu resistencia.

El yoga mejora la salud general de las personas y te proporciona un gran entrenamiento cardiovascular. Además, los músculos que desarrollas al hacer yoga pueden hacer que estés más en forma cuando no hagas ejercicio.

Los ejercicios del power yoga aumentarán tus niveles de energía, tu estado físico e incluso mejorarás el equilibrio si esto es un problema para la práctica de otros deportes.

Otras disciplinas como el Hot yoga o el Bikram también suelen despertar curiosidad a aquellos que quieren mejorar su forma física pero creemos que son disciplinas muy diferentes.

Pérdida de peso

En un estudio, se ha demostrado que el yoga es útil para ayudar a la pérdida de peso; sin embargo, esto puede deberse a otros factores además de la simple práctica del yoga.

El estudio también reveló que el yoga puede mejorar la salud de la espalda y las articulaciones, y puede animar a las personas con estos problemas a ser más activas.

Estrés

Se ha demostrado que el yoga tiene beneficios para quienes sufren de estrés y ansiedad. En este blog hemos hablado de como el yoga y la meditación reducen la ansiedad y mejoran el sueño.

El power yoga es un tipo de entrenamiento de ritmo rápido, aunque para nada estresante o requiera unas condiciones especiales de forma, por ello que puede reducir la hormona del estrés, el cortisol, en tu cuerpo. Una sesión de yoga puede tener un efecto notable en la reducción de los niveles de estrés pero, como recomendamos siempre, la practica diaria del yoga es lo que realmente va a tener efectos visibles y notables en ti.

MenteYoga